DIOS TE BENDIGA

Bienvenido a "http://mensajesyestudiosmmm.blogspot.com", sitio administrado por la Iglesia Cristiana Pentecostés del Movimiento Misionero Mundial en Santa Ana, El Salvador.

Te invitamos a disfrutar lo que este sitio te ofrece: Una relación personal con Dios. ¿Cómo? Solamente pidiendole perdón al Señor Jesús por tus pecados.

Si ya lo hiciste, ¡Felicidades Hermano/a!, pero si no, te invitamos a que tomes hoy la desición de invitar a Jesús a tu corazón y hacerlo Dios, Señor y Salvador de tu vida.

¿Quieres recibir a Jesús? Repite con todo tu corazón y con fé esta sencilla oración: "Señor Jesús, te pido perdón por todos mis pecados. Creo que moriste en la Cruz y que al Tercer día resucitaste. Entra en mi corazón y hazme hoy un hijo/a tuyo. Gracias por salvarme hoy. En Cristo Jesús, mi Salvador. Amén"

miércoles, 31 de marzo de 2010

El dador de la vida

Lucas 7:11 Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud. 7:12 Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. 7:13 Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. 7:14 Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. 7:15 Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. 7:16 Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo. 7:17 Y se extendió la fama de él por toda Judea, y por toda la región de alrededor.

Levantar significa tomar algo que estaba tirado o caído, y ponerlo en una condición superior a la cual fue encontrado. Levantar es una palabra que se ocupa hasta en la sociedad, más nosotros comprendemos el profundo significado de la misma.

Jesús iba acercándose a una ciudad llamada Naín. Muchos seguían a Jesús (sus discípulos y la multitud). Ellos quizás no se esperaban el acto milagroso que estaba a punto de acontecer ante sus ojos.

Cerca de la puerta de la ciudad, la escena dolorosa de una viuda que perdió a su único hijo era devastadora. Estaba completamente desamparada. Todas sus esperanzas habían muerto con su hijo.

Muchos de nosotros al igual que esta mujer hemos visto como nuestra vida ha ido decayendo, hasta el punto de ver perdida toda esperanza; donde ha muerto el gozo, la fe, el deseo de vivir. La muerte espiritual ha llegado a muchos sin saberlo ellos mismos.

Este joven estaba muerto, inerte, inmóvil y frío, como muchos de nosotros, que todas las ganas de buscar a Dios han muerto, donde ha muerto el deseo de avanzar, ha muerto el anhelo de vivir para Dios y ahora vivimos solo por vivir, sin motivos ni aspiraciones algunas.

Muchas personas acompañaban a la viuda. Puede que hayan muchos a nuestro alrededor: familia, amigos, compañeros, e incluso hermanos de congregación, pero ellos jamás podrán devolvernos la vida; ellos no pueden da la vida a aquel que la ha perdido, por mucho que lo amen. Nadie podrá levantarnos de nuestro estado actual, aunque tuviesen la intención de hacerlo.

Pero sí hay uno que si puede dar vida. Es alguien que nos ve con misericordia y no con odio. Nos ve con amor en lugar de juicio. Jesús vio a la mujer y le consoló. Cuando nosotros estemos muriendo espiritual, anímica e incluso físicamente, nunca olvidemos que hay una fuente de vida llamada Jesucristo.

El tocó el féretro. Los que lo llevaban, los que intentaron ayudarle y darle movilidad, darle vida, se detuvieron. Nadie nos podrá levantar, SOLO DIOS. No son psicólogos, confidentes, políticos, NADIE nos dará la vida sino Cristo. El esfuerzo humano era inútil en estos casos.

Habló al joven directamente. La vida o la muerte es un asunto PERSONAL entre Dios y cada uno de nosotros. El que quiera la vida la buscará en Dios y el que desee la muerte que la busque fuera de Dios, pues Dios es "DIOS DE VIVOS Y NO DE MUERTOS". Nadie puede tomar esa decisión por nosotros; queda en nuestra responsabilidad tomar o no del agua de vida eterna.

Entonces se levantó el joven y habló. Dejó su estado mortuorio y volvió a la vida. Si decidimos buscar la vida y dejamos que esa vida llene nuestro ser, toda muerte emocional, espiritual, todo deseo de vivir y todo anhelo de seguir adelante puede ser transformados por la vida de Dios.

Cuando este joven revivió la esperanza renació en su madre. ¿Han muerto tus sueños y esperanzas? ¿Se murió tu fe? Deja que Jesús, el dador de vida toque tu corazón y te devuelva la vida que perdiste un día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las Buenas Nuevas en Facebook

Etiquetas de este blog

Radio Pentecostés

Verso del Día

Seguidores

Administrador

Mi foto
Dios bendiga a todos los visitantes del blog. Deseo compartir con el mundo el amor y la misericordia de un Dios Grande y Bueno para con nosotros. Aunque todos te rechazen, Dios jamás te rechazará si vienes a El, pues El tiene misericordia del que viene a El arrepentido. NO importa tu condición, acercate a El y El se acercará a ti.