DIOS TE BENDIGA

Bienvenido a "http://mensajesyestudiosmmm.blogspot.com", sitio administrado por la Iglesia Cristiana Pentecostés del Movimiento Misionero Mundial en Santa Ana, El Salvador.

Te invitamos a disfrutar lo que este sitio te ofrece: Una relación personal con Dios. ¿Cómo? Solamente pidiendole perdón al Señor Jesús por tus pecados.

Si ya lo hiciste, ¡Felicidades Hermano/a!, pero si no, te invitamos a que tomes hoy la desición de invitar a Jesús a tu corazón y hacerlo Dios, Señor y Salvador de tu vida.

¿Quieres recibir a Jesús? Repite con todo tu corazón y con fé esta sencilla oración: "Señor Jesús, te pido perdón por todos mis pecados. Creo que moriste en la Cruz y que al Tercer día resucitaste. Entra en mi corazón y hazme hoy un hijo/a tuyo. Gracias por salvarme hoy. En Cristo Jesús, mi Salvador. Amén"

sábado, 2 de enero de 2010

El valle de los huesos secos

Ezequiel 37:1 La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. 2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. 3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. 5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. 7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. 8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. 9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. 10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. 11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. 12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. 14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis ue yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová. 15 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 16 Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. 17 Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. 18 Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, 19 diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano. 20 Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, 21 y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; 22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. 23 Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios. 24 Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra. 25 Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. 26 Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. 27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. 28 Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.

Jehová llamó a Ezequiel, un profeta del Antiguo Testamento a un valle que estaba lleno de huesos ya con mucho tiempo de estar ahí.

Estos huesos por mucho tiempo habían aguantado el calor del sol y poco a poco se fueron secando, quedando solamente una pila de huesos de los cuales ni siquiera los perros se acercaban a comerlos.

Es triste que la Iglesia de los últimos tiempos, la cual Dios espera que esté llena de vida y vigor, llena de amor y deseo de servicio este hoy igual que estos huesos: SECOS Y MUERTOS. Un templo puede estar lleno de personas, pero de gente sin vida, sin espíritu dentro de ellas; gentes con vidas secas y vacías, sin motivo por el cual congregarse. El valle representaba a Israel, y hoy deseamos hacer un paralelismo con la Iglesia de los últimos tiempos.

En el verso 4 de Ezequiel 37, Dios le mandó a Ezequiel que profetizara sobre los huesos, para que estos cobraran vida. La Iglesia de hoy necesitamos una verdadera profecía que venga de Dios, y la profecía mas certera está en la Biblia.

Vemos más adelante que tras profetizarles, en estos huesos comienzan a nacer en ellos carne y tendones que los cubrieron. Comenzaron a construirse cuerpos sobre ellos y se formó un gran ejército de ellos. Así, cuando empezamos a recibir la Palabra de Dios para nosotros, comenzamos a notar que en nosotros va surgiendo una nueva criatura, un nuevo ser a la imagen de Dios.

Versos 9 y 10 ya había carne sobre los huesos, ya no estaban secos, pero Jehová manda a Ezequiel que profetize al Espíritu para que el Espíritu de Dios llegase a los cuerpos y les diere vida. Y luego de profetizar, el espíritu entro en ellos y comenzaron a mostrar indicios de vida. Hoy la Iglesia también puede estar llena de personas salvas por la Sangre de Cristo, mas el Espíritu Santo no llega a nuestras vidas y no damos lugar a la Palabra de Dios en nuestros corazones, y somos solamente cuerpos, aunque con figura definada, pero sin movimiento o vida alguna.

La iglesia esta llena de "muertos vivientes", los cuales decimos tener vida nueva y vivimos muertos en delitos y pecados. ESTO NO DEBE SER ASÍ!!!!

Del verso 11 en adelante, vemos que lo que se había profetizado es verdad. Jehová dice que los huesos representaban a Israel, y que ellos se creían secos y venmcidos, ya sin esperanza y sin vida. Mas Jehová pormetió que abriría la sepultura espiritual de Israel y ellos conocería así que El era, es y será Dios.

En lugar de Israel, escribe tu nombre. Puede que te creas vencido, que no puedes dejar ese pecado que has arrastrado toda tu vida, te sientes muerto y sin razón de vivir. Tu vida espiritual se ha secado, y no has sentido la verdadera Presencia de Dios desde hace mucho tiempo.

Más hoy Dios, sin importar donde y como te encuentres, El sigue enviando Su Palabra y Su Espíritu para vivificar al Hombre. Las Iglesias muertas pueden recobrar la vida, si tan solo volvemos a Dios. Personalmente, soy de los que creen que vendrá un Gran Avivamiento al final de los tiempos para la Iglesia de CRISTO, por lo tanto, necesitamos estar preparados llenos de vida y amor, sirviendo a Dios, apra que cuando nosotros menos lo pensemos, el gran avivamiento vendrá sobre este mundo, y así seremos parte de el.

SI has estado muerto, hoy puedes dejar que EL te devuelva la vida. Buscale, acercate, vuelvete a El y el te mostrará Su lado de perdón y esperanza, y El puede cambiar tu vida en este mundo y por toda la Eternidad.

2 comentarios:

Las Buenas Nuevas en Facebook

Etiquetas de este blog

Radio Pentecostés

Verso del Día

Seguidores

Administrador

Mi foto
Dios bendiga a todos los visitantes del blog. Deseo compartir con el mundo el amor y la misericordia de un Dios Grande y Bueno para con nosotros. Aunque todos te rechazen, Dios jamás te rechazará si vienes a El, pues El tiene misericordia del que viene a El arrepentido. NO importa tu condición, acercate a El y El se acercará a ti.