DIOS TE BENDIGA

Bienvenido a "http://mensajesyestudiosmmm.blogspot.com", sitio administrado por la Iglesia Cristiana Pentecostés del Movimiento Misionero Mundial en Santa Ana, El Salvador.

Te invitamos a disfrutar lo que este sitio te ofrece: Una relación personal con Dios. ¿Cómo? Solamente pidiendole perdón al Señor Jesús por tus pecados.

Si ya lo hiciste, ¡Felicidades Hermano/a!, pero si no, te invitamos a que tomes hoy la desición de invitar a Jesús a tu corazón y hacerlo Dios, Señor y Salvador de tu vida.

¿Quieres recibir a Jesús? Repite con todo tu corazón y con fé esta sencilla oración: "Señor Jesús, te pido perdón por todos mis pecados. Creo que moriste en la Cruz y que al Tercer día resucitaste. Entra en mi corazón y hazme hoy un hijo/a tuyo. Gracias por salvarme hoy. En Cristo Jesús, mi Salvador. Amén"

jueves, 17 de diciembre de 2009

El éxito en la vida proviene de Dios

Dios es el 1º interesado en nuestra prosperidad (especialmente la espiritual).

Nosotros no somos de los que creen que la única prosperidad que importa es la material, pues hoy las iglesias son bombardeadas de falsas doctrinas que les enseñan a las personas que lo más importante es tener riquezas y que Dios es un ser que tiene a ley que cumplir mis exigencias y caprichos, no importando mi estilo de vida.

Dios desea ver que Sus Hijos prosperen, pero a El no le interesa tanto darnos dinero o cosas materiales, pues la prosperidad que hoy se predica no es la que la Biblia enseña. El enseña en 3ºJuan, vs 2 "Amado, yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma".

Cuando Dios dice "así como prospera tu alma", nos está enseñando que lo 1º que en nuestra vida debe avanzar es la prosperidad espiritual (no la material). Lo material es secundario y depende directamente en lo espiritual, pues si nuestra alma y espíritu prosperan en EL Señor, El nos dará cada día lo que necesitemos.

Pero definamos prosperidad. El diccionario la define como "el buen curso de todas las cosas". EN otras palabras, prosperidad NO es tener mucho dinero; prosperidad es que todas las actividades. sueños o planes realizados salgan de la mejor manera, obteniendo así resultados buenos.

Todo lo que emprendamos en la vida tendrán éxito si Dios está en medio de ello. Cuando el ser humano busca la bendición por su propia cuenta, las cosas no saldrán bien al final. Además, Dios desea que en Su Obra los creyentes colaboremos con El. Dios nos ha encomendado a hacer Su Obra.

Sabe, la gente inconversa saben que la bendición está con los Hijos de Dios, por tener a Dios como su Padre, e irónicamente, sabiendo donde está la bendición, no se acercan a Dios para recibir de la misma.

Pero como en toda buena obra, el enemigo de nuestras almas se levanta para que las cosas no salgan bien, y detenernos de hacer la Obra de Dios. Cuando nosotros nos determinamos a obrar para Dios, obstáculos se opondrán para evitar nuestro avance. Sin embargo a Dios le agrada cuando lo tomamos en cuenta en cada una de nuestras actividades, pues le estamos diciendo a El que sin El no podemos hacer nada.

Nehemías 2:20 Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén.

Veamos un ejemplo: Nehemías era un hombre que se propuso reconstruir Jerusalén cuando esta fue destruida por los ejércitos babilónicos tras el exilio. Unos mensajeros le trajeron a saber la condición del pueblo en la tierra de Israel:

1:1 Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino, 1:2 que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén. 1:3 Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego. 1:4 Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.

Al ver esta situación, el propuso levantarse y reconstruir el muro de Jerusalén. ¡Pero no podían faltar los entrometidos! Gentes que querían tener parte en este asunto, pero que no era la Voluntad de Dios, se levantaron en contra de Nehemías, amenazándolo, buscando matarlo, burlandose de él, poniendolo en mal con el rey, y de esa manera evitar el avance en el propósito de este hombre.

Pero... ¿que hizo Nehemías ante esta situación? El confió en que Dios lo prosperaría. Sabía que aunque la situación era difícil, Dios no lo iba a desamparar y lo ayudaría para culminar su misión.

Así debemos ser nosotros; el no deseaba obtener riquezas no poder, no buscaba fama ni gloria, no deseaba placeres ni lujos. Deseaba hacer algo para Dios, así como muchos de nosotros. Pero al querer hacer algo para Dios, el enemigo se levantará contra nosotros para que nos retiremos y ya no emprendamos el camino a la victoria.

Pero hermano/a, el éxito en cualquier situación adversa en la vida, depende de Dios. NO son nuestras fuerzas, no son nuestros talento o virtudes, no es nuestra posición económico-social que poseamos; es Dios Obrando en nuestras vidas. Pero paralelo a confiar en Dios, debe existir un esfuerzo personal de c/u de nosotros, así como obró Nehemías.

Podemos resumir 3 factores que llevarón al éxito a Nehemías, aparte de haber confiado en Dios.

1. El pueblo tuvo ánimo para trabajar
4:6 Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar.

2. El pueblo se mantuvo en oración y en vigilancia constante
4:9 Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche.

3. Tuvieron valor, determinación y fé ante la oposición del enemigo
4:14 Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible, y pelead por vuestros hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas.

Toda obra tendrá exito si estamos en Dios y si accionamos. El muro fue reconstruido en 52 días. Los enemigos tuvieron que reconocer que esta obra fue lograda. El enemigo reconocerá nuestros triunfos y éxitos, pues nos hemos tomado de la Mano de Dios.

6:15 Fue terminado, pues, el muro, el veinticinco del mes de Elul, en cincuenta y dos días. 6:16 Y cuando lo oyeron todos nuestros enemigos, temieron todas las naciones que estaban alrededor de nosotros, y se sintieron humillados, y conocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra.

Si hacemos la parte que nos corresponde en el trayecto al triunfo, y nos tomamos de la Mano de Dios, veremos entonces el verdadero significado de la prosperidad: "el buen curso de las cosas".

El éxito en la vida proviene de Dios. Todo lo que emprendamos lo lograremos, siempre y cuando El esté a nuestro lado.

Proverbios 10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las Buenas Nuevas en Facebook

Etiquetas de este blog

Radio Pentecostés

Verso del Día

Seguidores

Administrador

Mi foto
Dios bendiga a todos los visitantes del blog. Deseo compartir con el mundo el amor y la misericordia de un Dios Grande y Bueno para con nosotros. Aunque todos te rechazen, Dios jamás te rechazará si vienes a El, pues El tiene misericordia del que viene a El arrepentido. NO importa tu condición, acercate a El y El se acercará a ti.